Conocer
el Camino


ETAPAS DEL CAMINO EN NAVARRA

El Camino de Santiago encuentra en Navarra la puerta de entrada a España y, tras atravesar Luzaide-Valcarlos, la Real Colegiata de Roncesvalles podría decirse que hace las veces de umbral, un marco histórico cargado de significado cristiano ideal para recibir con los brazos abiertos la experiencia jacobea.

Son 150 kilómetros, desde Saint Jean-Pied-de-Port hasta Logroño, que atraviesan de norte a sur la Comunidad foral y que revelan la belleza de sus paisajes y la complejidad de sus vistas.



1ª ETAPA – SAINT JEAN-PIED-DE-PORT – RONCESVALLES

35 Km

Se parte de la localidad francesa de Saint Jean-Pied-de-Port y se cruza el pont d’Espagne. El siguiente punto de referencia por carretera es la localidad navarra de Luzaide-Valcarlos, que se encuentra al pie del puerto de Ibañeta, y es, por lo tanto, el primer punto del Camino en España antes de cruzar los Pirineos.

El antiguo Camino seguía la calzada romana hasta el paso de Bentartea, que en los textos medievales se designa con el nombre de «Portus Cisere» (Puerto de Cisa), cuyo ascenso supone la parte más dura de este tramo. Durante el invierno no es recomendable elegir la ruta del Puerto de Cisa dada su gran peligrosidad y las numerosas muertes que se han producido, por lo que es preferible caminar por la actual carretera.

Salvado el puerto de Ibañeta, siguiendo la actual carretera, llegamos a la Real Colegiata de Roncesvalles, primer albergue para peregrinos.



2ª ETAPA – RONCESVALLES – LARRASOAÑA

28 Km

Partimos de la Real Colegiata de Roncesvalles y vamos a atravesar diversas localidades enclavadas en bosques de hayas, abedules y pinos que dibujan la característica clave del norte navarro. En primer lugar llegamos a la localidad de Burguete, desde la cual nos dirigimos a Aurizberri-Espinal, Mezkiritz, Bizkarreta-Gerendiain, Lintzoain y Larrasoaña. A pesar de no tener necesidad de visitarlas, también pasaremos cerca de las poblaciones de Erro y Zubiri. Los albergues se sitúan en Zubiri y en Larrasoaña


3ª ETAPA – LARRASOAÑA – PAMPLONA

15 Km

La capital navarra es la primera gran ciudad que encontramos desde el inicio del camino. Para llegar a ella tomamos la ruta que atraviesa las localidades de Akerreta, Zuriáin, Irotz, Zabaldika, Arieta, Villava, Burlada y finalmente Pamplona. Son dos los albergues que encontramos en esta ruta: el de la Trinidad de Arre, y el de Pamplona.



4ª ETAPA – PAMPLONA – PUENTE LA REINA

24 Km

Dejando atrás la capital navarra nos dirigimos al sur para alcanzar la histórica localidad de Puente la Reina. En dirección Zizur Mayor por la salida de Pamplona, llegamos a la localidad de Uterga, que da paso a Muruzábal, Obanos y el destino final de Puente la Reina, donde converge el camino de Santiago que viene de Somport (Jaca). De ahí la variedad de albergues, que suman hasta cinco: albergue de la familia Roncal, el de Cizur Menor, el de Uterga (aunque se desvía un poco de la ruta), y dos en Puente la Reina que son el de Padres y el de Santiago Apóstol.


5ª ETAPA – PUENTE LA REINA – ESTELLA

22 Km

Tras despedirnos del puente medieval que salva el río Arga, partimos rumbo a Estella. La primera localidad que encontramos es la de Mañeru, que da paso a Cirauqui, Lorca, Villatuerta y finalmente Estella. En esta localidad encontramos el albergue Hospital del Peregrino, quizás uno de los más destacados de la peregrinación en Navarra por su buen estado.



6ª ETAPA – ESTELLA – LOS ARCOS

21 Km

Es, sin duda, la etapa del camino más solitaria y más dura para el peregrino debido a la distancia que separa las localidades. Se parte de Estella por Ayegui rumbo a la localidad de Azqueta. Relativamente cerca encontramos la siguiente estación, Villamayor de Monjardín, donde se recomienda reposar para cubrir el último tramo que nos conducirá directamente hasta Los Arcos, ya que no vamos a encontrar hospedaje en ninguna otra localidad. Los albergues que encontramos en el trayecto son cuatro: el primero es el Hogar Monjardín, en Villamayor de Monjardín; y otros tres en el destino final de Los Arcos, Isaac Santiago, Casa Alberdi y Casa Romero.


7ª ETAPA – LOS ARCOS – VIANA – LOGROÑO

28 Km

Y llegamos a la última etapa del Camino de Santiago por Navarra, la que nos llevará hasta La Rioja, concretamente a su capital, Logroño. Esta etapa está salpicada por viñedos y tierras secas, típicas del sur de la Comunidad foral. Partimos desde Los Arcos y tomamos rumbo a Sansol. A partir de aquí atravesaremos Torres del Río y, dejando atrás la Ermita de Santa María del Poyo, entraremos en Viana, antes de reanudar el viaje rumbo a Logroño. A partir de aquí nos quedarán 612 kilómetros hasta llegar a la ciudad compostelana. El primer local para alojarnos es el Hospital Peregrino de Torres del Río. También encontramos albergues en Viana (Alberguería Andrés Muñoz) y en Logroño (Albergue de Peregrinos).



LA FIGURA DE SANTIAGO


Santiago, uno de los doce apóstoles, murió martirizado en Jerusalén hacia el año 44 de nuestra era. Cinco o seis siglos después empezarían a circular por toda la cristiandad diversos relatos, transmitidos de generación en generación, sobre su predicación en tierras de Hispania, en los confines del mundo occidental.


Cuenta la tradición que el cuerpo del apóstol martirizado fue puesto por sus discípulos en una barca de piedra sin patrón y que ésta atravesó el Mediterráneo, contorneó la Península y recaló finalmente en las costas gallegas, donde el cadáver fue enterrado en secreto, en medio de las persecuciones.

En el año 829, durante el reinado de Alfonso II de Asturias, el obispo Teodomiro descubrió, de hecho, un sepulcro que identificó con el de Santiago y que muy pronto fue reconocido como tal en los confines más recónditos de la cristiandad.

Lo asombroso del relato, la falta de noticias clarificadoras en las fuentes orientales, y los interrogantes que plantea la cuestión, entrañan una serie de dificultades que han preocupado a los investigadores, atentos a la verificación histórica de una tradición milenaria. Pero de lo que no cabe duda es de que Europa entera se puso rápidamente en marcha, camino de Compostela, a venerar y postrarse ante los restos de uno de los apóstoles, es decir, de quien había recibido el mensaje de la Revelación directamente del mismo Jesucristo; sólo Jerusalén y Roma albergaban reliquias de semejante calibre.

«Peregrino es el que va a Compostela», y la peregrinación comporta andar un largo camino de sacrificios y estrecheces en los que el caminante hace un ejercicio de reflexión, penitencia, encuentro personal y oración que culmina en el Monte del Gozo, ante la vista de Santiago.


Conocer
el Camino