Interior de la iglesia de Santa María.

La iglesia Colegiata de Santa María es el edificio más emblemático de Orreaga-Roncesvalles y el que remite de forma más clara a la pujante comunidad de canónigos agustinos que residió allí desde su fundación. Es, además, el mejor ejemplo navarro del gótico, no sólo francés, sino del más puro de I'Lle de France y cobija una preciosa imagen de la Virgen del siglo XIV.

Está admitida la hipótesis de que en Orreaga-Roncesvalles hubo una iglesia anterior a la actual del siglo XIII, si bien las opiniones difieren sobre si estaba ubicada en el lugar actual o bien en el que ocupa la capilla del Espíritu Santo.

El templo actual se construyó teniendo como mecenas a Sancho VII el Fuerte (1194-1234), quien lo eligió como lugar de enterramiento. Sobre las fechas exactas de la construcción de la iglesia existen distintas opiniones de los investigadores, pero se sabe que fue a principios del siglo XIII, entre 1215 y 1221.

Posteriormente, la Colegiata sufrió importantes desperfectos, ocasionados principalmente por varios incendios ocurridos en 1445, 1468 y 1626. A comienzos del siglo XVII, su estado de deterioro y casi abandono propició su reconstrucción. El ímpetu constructivo afectó a todo el recinto colegial, especialmente a la iglesia y al claustro. Las labores consistieron en enmascarar el interior gótico y otorgarle forma barroca salvo en el presbiterio y el tramo de nave que le precede, donde quedaron a la vista los elementos góticos.

Planta de la iglesia (3)
[ver la planta en flash]

La iglesia, como se puede ver en la actualidad, presenta una planta de tres naves, la central de doble anchura que las laterales, que se dividen en cinco tramos a los que hay que añadir en la nave central una cabecera pentagonal; las laterales terminan en recto. El sistema de soportes viene dado por los pilares cilíndricos que separan las naves de grosor alternante, apoyan en una basa y rematan en capitel decorado con doble faja de "crochets" de tratamiento muy simplificado. Estos pilares sirven de apoyo a los arcos formeros apuntados y a las columnillas que reciben las cubiertas. Sobre los arcos formeros corre el triforio, formado en cada tramo de la nave central por cuatro arquillos apuntados sobre columnillas con el mismo tipo de capitel, galería que da paso sin elementos de separación al óculo en el que se dispone como único elemento decorativo una secuencia de arcos apuntados. Esta solución tan característica del gótico se traduce en la cabecera en la apertura de grandes ventanales, decorados con modernas vidrieras coloreadas.

La nave principal se cubre con dos tramos de bóveda de crucería sexpartita de nervios baquetonados, excepto en el crucero que es media, para unirse así con la cubierta del ábside, cuyos nervios radiales parten de la única clave decorada. Los nervios de la cubierta apoyan en las lumnillas individualizadas que llegan hasta el suelo en el ábside y quedan apoyadas en los pilares cilíndricos en la nave. Las naves laterales se cubren con bóveda de crucería simple dispuesta a menor altura que la central. En el muro frontal de cada una de ellas se abren dos ventanales apuntados con vidrieras.


Fachada de la iglesia de Santa María.

Fachada de la iglesia - (1)
[ver la planta en flash]

De la fachada, únicamente es original el vano de la puerta con las tres arquivoltas. Originariamente, la fachada era muy sencilla. Constaba de una puerta apuntada flanqueada por rosetones y una ventana apuntada a cierta altura sobre la puerta.


Escultura de Sta. María.

Presbiterio. Virgen Santa María de Roncesvalles - (4)
[ver la planta en flash]

Una magnífica escultura de la Virgen de Roncesvalles preside el templo. Se trata de una talla de madera, forrada de plata, gótica de mediados del siglo XIV y realizada en la ciudad francesa de Toulouse. Esta escultura transmite a la perfección el espíritu gótico, en lo que tiene de cercanía, naturalismo y familiaridad.

El asiento y el cojín están también muy elaborados. Este último está decorado con una densa retícula de rombos y el asiento con arquería trilobulada en los frentes.


Detalle de la techumbre de la cripta.

Cripta - (5)
[ver la planta en flash]

La iglesia cuenta con cripta pentagonal que abarca la cabecera y tramo del crucero, construida para salvar el fuerte desnivel del terreno. El primer tramo se cubre con bóveda de medio cañón apuntado y la cabecera lo hace con bóveda de paños. En los paños centrales de la cabecera se abren ventanales de medio punto. Todavía perdura, aunque muy deteriorada, la decoración pictórica y el despiece del sillar gótico. La comunicación de la iglesia con la cripta se hace mediante una escalera de gran desnivel cubierta con una bóveda de cañón apuntado sin arcos fajones. Sobre ella se sitúa la sacristía.

Capilla del Santo Cristo (8)
[ver la planta en flash]

Es un pequeño espacio situado en la nave lateral derecha de la iglesia. Este recinto, cerrado con una reja desde principios del siglo XVII, está presidido por un crucificado de tamaño natural del siglo XIX. A sus pies se localiza una Dolorosa de busto, fechada en el siglo XVII.

En la misma nave lateral derecha aparece un sepulcro, tipo arcosolio, decorado con una cruz inscrita en un círculo. En el siguiente nicho está el sepulcro de los Egüés enmarcado por un arco apuntado con gablete.