deu    
fr    
en    
eus    
es    
Tuiter   Facebook  
Buscar 
Roncesvalles
Roncesvalles
 

FAUNA Y FLORA

La riqueza vegetal y animal de la zona es uno de sus alicientes para los turistas. Los amplios bosques de hayedos y abetales unidos a los extensos prados, el clima húmedo y la altitud de la zona configuran un hábitat propicio para la fauna y la flora. El desmán del pirineo, la rana pirenaica, el pito negro y el pico dorsiblanco o la mariposa graellsia isabela son algunas de las especies animales más características.

 

Las manchas de hayedos, de abetales y de hayedo-abetales de esta zona pirenaica son las más occidentales y unas de las más extensas de la península. El haya, por encima del abeto, es el árbol más representativo del entorno de Orreaga-Roncesvalles y alfombra más del 60 por ciento del territorio. En la cara sur de los montes aparecen los robledales.

Como dato curioso, hay que destacar que la humedad de los hayedos es propicia para el crecimiento de una pequeña planta, cuyo nombre científico es circaea alpina. La ganadería es una de las principales ocupaciones del valle de Aezkoa, y ello hace que los prados sean también una parte importante del paisaje.

En cuanto a la vida animal, y comenzando por los mamíferos, en estos bosques se puede escuchar la berrea de los ciervos machos a comienzos del otoño, un sonido ciertamente impresionante. En esta zona habita también el desmán del pirineo.

Entre los anfibios, es posible encontrar entre los arroyos a la rana pirenaica y al tritón pirenaico.

Las aves son una de las especies animales más importantes del lugar, ya que los collados de Orreaga-Roncesvalles son un paso capital para las poblaciones migratorias de la ruta occidental europea. Entre las especies autóctonas destacan el buitre quebrantahuesos y el pájaro carpintero.

Acerca del primero, hay que apuntar que, a pesar de encontrarse en peligro de extinción en Navarra, el número de ejemplares de este carroñero está aumentando de un modo que hace albergar esperanzas para su recuperación. Los pájaros carpinteros son un capítulo aparte. Los ejemplares que se encuentran aquí igualan en número al del resto de la península ibérica y componen un núcleo aislado, una reliquia de épocas glaciares. De entre todos los que habitan estos bosques destacan dos: el pito negro y el pico dorsiblanco.

Del resto de animales se puede destacar la belleza de un insecto nocturno: la mariposa graellsia isabela.