alemán    
francés    
inglés    
euskera    
castellano    
Tuiter   Facebook  
Buscar 
Roncesvalles
Roncesvalles
 

RONCESVALLES Y EL CAMINO

EL LIBER SANCTI JACOBI


Códices medievales
clasificados en la biblioteca de la Colegiata.

Uno de los factores esenciales en la propagación del culto a Santiago, en plena época de las Cruzadas -lo que podía haber distraído poderosamente la atención hacia otros focos de peregrinación como Roma o Jerusalén-, fue el famoso "Liber Sancti Jacobi", escrito en 1140 sin duda por un peregrino francés.

El Liber constituye un testimonio directo de la peregrinación medieval y reúne buena parte de los distintos relatos relacionados con la tradición jacobea, aparte de otros textos litúrgicos y religiosos. Al mismo tiempo incluye una célebre Guía del Peregrino Medieval, posiblemente escrita por Aymerico Picaud, cuyo contenido, mil veces leído y contado, describe la ruta con la evidente experiencia de quien lo ha recorrido seguramente más de una vez. Buen conocedor de las tierras navarras, a las que dedica no pocos detalles concretos, no pierde ocasión, todo hay que decirlo, de demostrar su poca simpatía a las gentes de la tierra, y a un paisaje que presenta como inhóspito y cerrado.

Es famoso también el "Poema de Roncesvalles" o "Chanson de Roland", inscrito en el códice de "La Pretiosa" del siglo XIII que, hablando de las condiciones de acogida en el albergue, da una visión bien distinta a la de Aymerico Picaud. Contaban que la puerta estaba abierta a paganos y cristianos, ricos y pobres sin distinción alguna. Los caminantes recibían un baño y se les arreglaba el calzado. Los enfermos recibían los mejores cuidados con los productos de mayor calidad, y se podía descansar en lechos limpios y blandos, atendidos por bellas y honestas mujeres. El hospital ofrecía hasta cinco comidas compuestas por pan, vino y carne, y daba a los caminantes tres noches de albergue como mínimo.